Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet.

Latest News

    No se encontraron entradas.

Share this

Cuando es necesario el smartphone para disfrutar de una copa

Cuando es necesario el smartphone para disfrutar de una copa

No podemos decir que la realidad aumentada esté llamando a nuestra puerta para intentar hacerse un hueco en nuestra vida. La realidad, sin más aumentos ni más tecnologías, es que ya está aquí. Si os decimos que un museo-bar de realidad aumentada existe, ¿qué pensaríais?

Juegos en smartphones, interactivos con videoconsolas, simulaciones de situaciones reales y fantásticas, museos… Y la lista sigue. Pero hoy estamos aquí para hablaros de Artechouse, el primer museo-bar de realidad aumentada. Mezclar un museo con un bar y, encima, añadir a esa extraña mezcla la realidad aumentada puede parecer algo disparatado. Pero lo cierto es que es un éxito en Washington, EEUU. Tanto es así que en pocos meses, seis para ser exactos, lo han nombrado lugar de interés turístico.

 

Entrar en este museo es abrir tu mente a una nueva concepción del arte: puedes interactuar con tu sombra, convertirte en una rata gigante, jugar con las hojas de los árboles… e incluso adentrarte en el fantástico mundo del Cascanueces. Para más inri, no son necesarias las gafas de RV que tan populares se han vuelto, sino simplemente tu cuerpo y tu smartphone.

Arte interactivo en toda regla, cambiando su temática cada tres meses, dejándonos con las ganas de volver para disfrutar de la siguiente puesta en escena. Y si nos cansamos de esta magnífica experiencia, cosa que parece bastante cuestionable, podemos pasarnos por el bar del establecimiento para seguir disfrutando de la magia.

 

bar de realidad aumentada

 

Si nos paramos a pensarlo detenidamente, quien haya tenido la idea de que para tomarte una copa sea indispensable utilizar nuestros inseparables dispositivos móviles no es, ni más ni menos, que alguien que observa cómo está el panorama en los bares y restaurantes de la mayoría de lugares del mundo: comensales haciéndole fotografías a los platos y bebidas, grupos pidiendo a camareros que les saquen una instantánea para inmortalizar ese momento, silencios que no se hacen pesados porque todos están más preocupados de lo que ven de otras personas que de la persona que tienen enfrente… y un largo etcétera de situaciones similares.

Pues bien, si cogemos esto y le añadimos efectos, personajes bailando al rededor de mi copa y animaciones dignas de películas de animación tenemos el cóctel perfecto para la época que vivimos, y hasta consigue que interactuemos con los demás para enseñarles nuestra copa aumentada.

Una innovadora idea para una tecnología que, por lo que parece, aún tiene mucho más que ofrecer.

No hay comentarios

Deje su Respuesta